Conozca cómo los filtros autolimpiantes lo ayudan a aprovechar al máximo sus recursos y rendimientos
Irrigation Blog

Obtener el mayor rendimiento de su tierra y simultáneamente minimizar los costos puede resultar difícil. Las fuentes de agua potable de alta calidad son cada vez menos frecuentes y esto está haciendo que prevalezca el uso de otras fuentes tales como las aguas recicladas y las no potables.

Dado que estas fuentes de agua contienen a menudo más factores de obstrucción, se requieren cada vez más sistemas avanzados de riego y su mantenimiento constante. Dado el incremento de los costos laborales en los Estados Unidos y en todo el mundo, (según datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, los gastos aumentaron 0,4 por ciento solo en el año 2017), se está haciendo cada vez más difícil y problemático obtener el máximo provecho de los recursos con los que usted cuenta.

¿Pero qué sucedería si su sistema de filtración de riego pudiera mantenerse a sí mismo?
¿Cómo cambiaría la forma en que usted gestiona su tierra y su tiempo?

¡Bien, los filtros autolimpiantes pueden ayudarlo a lograr ese objetivo!


En anteriores artículos, hemos hablado respecto a la importancia de utilizar un sistema de filtración bien diseñado con el fin de evitar la obstrucción de los emisores de riego causada por partículas de arena, limo y arcilla – a partir del uso de diversas fuentes de agua incluyendo el agua de pozo. No obstante, la gradual acumulación de estas partículas en la superficie interna de la malla del filtro lleva a la formación de lo que se denomina la “torta de filtración”. Si no se elimina dicha torta de filtración y la misma continúa creciendo, puede llegar a ser lo suficientemente gruesa como para obstruir el filtro y afectar en gran medida su rendimiento.

En resumen, la limpieza y el mantenimiento de su sistema de filtración es una tarea de gran importancia en su lista de obligaciones, y un filtro autolimpiante puede hacerse cargo de esto por usted.

¿Cómo funciona?


El agua cruda ingresa por la entrada del filtro y pasa en primer lugar por la malla gruesa que captura los restos y sedimentos de gran tamaño. El agua luego continúa fluyendo a través del filtro y pasa a la parte interna de la malla fina en donde se capturan las partículas remanentes de menor tamaño. Un interruptor de presión diferencial (DPS) monitorea la presión causada por la acumulación de residuos en la parte interna de la malla. Cuando detecta un valor específico de presión diferencial, activa el proceso de autolimpieza. El mecanismo de limpieza interno elimina la acumulación de residuos de la malla, los que posteriormente son descargados.

¿Qué puede usted conseguir con los filtros autolimpiantes?


Los filtros autolimpiantes ofrecen significativas ventajas a los productores, paisajistas y agricultores, entre las que podemos mencionar:

  • Son hidráulicamente eficientes, es decir utilizan la cantidad exacta de agua necesaria en el momento preciso cuando se requiere efectuar una limpieza
  • Los costos son menores dado que se utiliza mucha menos agua que en el caso de la limpieza o lavado manual
  • Los costos de mano de obra son inferiores o incluso inexistentes dado que no hay necesidad de mano de obra manual para mantener y limpiar los filtros.
  • El proceso de filtración continúa sin interrupciones durante el ciclo de limpieza

Además de todo lo anterior, otro beneficio importante de utilizar filtros autolimpiantes es el tiempo ganado para que usted lo dedique a todos los otros aspectos relativos a su actividad. Sin mencionar la paz y tranquilidad proveniente de nunca más estar preocupado respecto a si sus filtros están limpios o no.

En Amiad, somos absolutamente conscientes del valor de su tiempo, dinero y recursos, y en ese sentido hemos desarrollado la familia de filtros Sigma que incluye dos nuevos filtros autolimpiantes.

Los filtros autolimpiantes Sigma Pro y Mini Sigma de Amiad


El Sigma Pro y el Mini Sigma son filtros autolimpiantes, automáticos, poliméricos y con múltiples mallas, diseñados para ser sencillos de utilizar, durables, eficientes y fáciles de instalar. Vienen en tres diferentes modelos, con el Sigma Pro en tamaños de entre 4” y 8”, y el Mini Sigma en tamaños de entre 2” y 4.

El polímero es un material extremadamente fuerte y resistente, haciendo que ambos filtros sean ideales para su uso en riego de campo abierto y paisajismo. Además son resistentes a la corrosión química que frecuentemente tiene lugar cuando se utilizan fuentes de agua con altos contenidos de minerales (agua dura). Por esta razón, estos filtros son una excelente opción para aquellos que utilizan agua reciclada, agua subterránea, y agua de ríos y estanques como fuentes de agua para riego.

Tanto el Sigma Pro como el Mini Sigma tienen mecanismos de limpieza exclusivos que utilizan una mínima energía. El ciclo de limpieza usa solo 1,5 bar en comparación con otros filtros autolimpiantes automáticos del mercado que utilizan entre 2 y 2,5 bar.

 

 

Controle su filtro autolimpiante desde cualquier lugar del mundo

Los filtros Sigma Pro y Mini Sigma están equipados con el nuevo Controlador ADI-P de Amiad (opcional para el Sigma Pro). El controlador interactúa con la app para smartphone de Amiad y envía informes detallados de datos y rendimientos de filtración. El ciclo de limpieza es activado por un interruptor DPS, pero a diferencia de otros filtros, el controlador ADI-P le permite al usuario elegir intervalos específicos de tiempo o iniciar el ciclo de limpieza en cualquier momento.

Con los filtros autolimpiantes Sigma Pro y Mini Sigma de Amiad, usted se beneficia con menores costos y una mayor eficiencia – ¡haciendo que su vida sea más sencilla!

Para conocer más acerca de los filtros autolimpiantes y las Series Sigma Pro y Mini Sigma, visite nuestro sitio web de riego.

 

Hemos recopilado algunos lineamientos con medidas preventivas para proteger a  los emisores del taponamiento. Descargue el PDF

 

Manténgase actualizado con las novedades de filtración

Publicaciones relacionadas