Diseñe su sistema de riego para ahorrar agua y tiempo
Irrigation Blog

El riego agrícola es el principal uso del agua en el mundo, y la demanda está actualmente excediendo a la oferta. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el 80% del agua en Estados Unidos se usa en el riego agrícola. Desafortunadamente, el uso del riego además tiende a ser altamente ineficiente y una cantidad sustancial de agua se pierde en escorrentías y evapotranspiración.

A medida que la población mundial aumenta y se incrementan las demandas de alimentos y agua, la comunidad agrícola se está enfocando en optimizar el uso del agua y aumentar la eficiencia, para conservar el agua y recortar costos./p>

Una gestión eficiente del agua de riego puede conservar el agua y ahorrar dinero en todos los sectores agrícolas. Los productores pueden reducir el costo del agua, del bombeo y los fertilizantes y producir suelos de mayor calidad e incrementar el rendimiento de sus cultivos en hasta un 100%.

Los ítems principales que afectan al agua son el clima, el suelo, el tipo de cultivo, y las técnicas de riego. Al enfocarse en un cronograma de riego, en los métodos de riego, en la filtración de agua, en los tipos específicos de cultivos, en el mejoramiento del suelo, y en las fuentes alternativas de agua, los productores podrán conservar agua y ahorrar dinero.

 

Cronograma de Riego

Debido a que los cultivos necesitan diferentes cantidades de agua durante cada fase del cultivo, resulta esencial programar un calendario de riego para evitar el desperdicio de agua, eliminar el desperdicio de energía, y optimizar el rendimiento. Los agricultores deben medir y registrar la demanda de agua durante todos los ciclos de crecimiento, el contenido de humedad del suelo y la capacidad del agua, y el clima.

 

Métodos de Riego

La forma en que los agricultores riegan sus cultivos impacta sustancialmente la eficiencia del agua. Los métodos de riego más comunes usados por los agricultores son:

  • Superficial – inundación de un campo completo (cuenca) o pequeñas franjas (surcos) en el campo. Esta es la forma más económica y más comúnmente utilizada, pero es la más ineficiente, con menos del 10% de absorción por parte de la planta.

  • Aspersores – el agua bombeada es rociada sobre un campo por medio de cabezales rotativos. Es más eficiente y más costoso debido a las necesidades de presión. Una aplicación de precisión y de baja energía (LEPA por sus siglas en inglés), generalmente entregado usando un sistema pivote central, que riega con un brazo para rociar agua sobre el campo, puede ahorrar 20-50% en costos energéticos y tiene una tasa de eficiencia del 90%.

  • Goteo – el agua es empujada a través de tuberías presurizadas hacia las plantas en la superficie del terreno o por debajo de él. Debido a que el agua es entregada directamente a la raíz, es un sistema de gran eficiencia, con rendimientos de hasta el 100% y ahorros de agua de entre 40 y 80% en comparación con los sistemas convencionales.

 

Filtración de agua

Los sistemas de filtración se usan para asegurar que los sistemas de riego no se obturen. Es importante elegir un sistema de filtración basado en condiciones específicas de riego y en el método de riego. Los tipos de filtros más comunes son los de mallas, discos y media arena. Los filtros de mallas son el tipo más común utilizado para la protección del riego. La opción más eficiente y efectiva es seleccionar un filtro automático y autolimpiante con un mecanismo de autolavado, que use una mínima cantidad de agua para mantener el filtro limpio. Esto ayudará al agricultor a conservar el agua, ahorrar tiempo y reducir costos y mano de obra.

Haga click aquí para ir a nuestro artículo del blog relativo a la selección de la solución de filtración para su sistema de riego>>

 

Tipo de cultivo

La realidad es que las necesidades de agua de los cultivos y los crecientes períodos de crecimiento varían en función del medioambiente, que es la razón principal de las diferencias en el uso del agua que hacen los agricultores a lo largo del mundo. Si es posible, considere elegir cultivos que ofrezcan alto valor, pero requieran menos agua.

 

Mejora del suelo

Manejar estratégicamente el suelo para optimizar el uso del agua es otra forma de mejorar la eficiencia del riego. Entre los métodos se incluye la nivelación del campo (una distribución uniforme para evitar las escorrentías), la dispersión de surcos (presas de tierra que se llenan con agua de la precipitación), manejo de residuos (gestión de residuos superficiales para reducir evaporación) y la distribución de agua (revestimiento y colocación que reduce la filtración).

 

Fuente de agua

A medida que las necesidades de agua aumentan y el crecimiento poblacional impacta en el suministro de agua, encontrar fuentes alternativas de agua es importante para que la agricultura apoye la sustentabilidad. Para áreas con períodos largos de sequía y cortas estaciones de lluvias pesadas, la recolección de agua de lluvia es una opción eficiente, direccionada a estanques para su almacenamiento y luego extraída para su uso en el riego.

Otras opciones innovadoras incluyen el reúso de aguas residuales adecuadamente tratadas o la desalinización de agua salobre (más probablemente de un pozo). En esos casos, es esencial un sistema de filtración eficiente para asegurar que los riesgos de obstrucción sean eliminados del agua antes de que ésta ingrese al sistema de riego.

Para obtener sugerencias respecto a cómo asegurar la eficiencia del agua para  ahorrar agua, dinero y tiempo Descargue el PDF


 

 

Manténgase actualizado con las novedades de filtración

Publicaciones relacionadas