Proteja su sistema de riego contra la obstrucción
Irrigation Blog

En la última entrada del blog, discutimos las causas principales del taponamiento de los emisores en los sistemas de riego: físicas, biológicas y químicas.

Hemos también presentado información respecto a los tipos de obstrucción esperados del uso de distintas fuentes de agua de riego.

La obstrucción de los emisores puede causar mucho daño a su sistema de riego y un significativo impacto a sus finanzas. Por esta razón, un sistema de riego bien diseñado debe incluir medidas preventivas para evitar la obstrucción de los emisores.

 

Análisis de la calidad del agua

Antes de diseñar un sistema de riego es importante conocer la calidad de la fuente de agua de riego mediante muestras de agua y su correspondiente análisis químico. Este análisis puede realizarse en un laboratorio de análisis de agua y el protocolo de pruebas debe ser específico para agua de riego de forma tal que los resultados incluyan los contaminantes típicos que puedan producir la obstrucción de los emisores.

Por ejemplo, el análisis de agua debe incluir pruebas de dureza o contenido mineral [presencia de calcio (Ca) y magnesio (Mg)], dado que la precipitación mineral de las fuentes de agua con alto contenido mineral puede producir sólidos suspendidos que taponen los emisores. Las pruebas de calidad de agua además pueden brindar información respecto a los sólidos suspendidos totales (TSS) y a la distribución del tamaño de partículas, que permiten evaluar la cantidad esperada y tamaño de los sólidos orgánicos e inorgánicos en el agua que podrían potencialmente obstruir los emisores.

Soluciones para prevenir las obstrucciones

Cuando se seleccionan soluciones para prevenir las obstrucciones en su sistema de riego, debe tener en cuenta los siguientes factores:

  • Condiciones operativas
  • Fuente del agua y su calidad
  • Factores de obstrucción que haya en el agua
  • Características de los emisores, como el tamaño de las aberturas

Dado que estos factores varían en gran medida de sitio en sitio, no hay una recomendación estándar que cubra todas las condiciones. En general, el diseño de un sistema de riego que busque evitar la obstrucción de los emisores debe incluir lo siguiente:

  • Filtración
  • Tratamiento químico (cloración y/o inyección de ácidos)
  • Asignaciones de lavado para las líneas de riego

 

Filtración

Un sistema de filtración bien diseñado puede evitar la obstrucción física de los emisores del sistema de riego. El tamaño y tipo de filtro se determina por la calidad del agua de riego, el tamaño máximo de partícula que puede pasar a través de la abertura del emisor y el volumen del agua de riego que pueda fluir a través del filtro antes de que el filtro requiera ser limpiado.

Usted puede generalmente obtener información acerca del tamaño de partícula máxima permitida, del fabricante del emisor. Si esta información no está disponible, use una regla conservadora consistente en que hay que remover cualquier partícula más grande que un décimo del diámetro de la abertura más pequeña del emisor. Esto además evita el acoplamiento, que ocurre cuando las pequeñas partículas se agrupan y obstruyen un emisor formando como un puente sobre la abertura.

Si el agua contiene una gran cantidad de arena, se puede instalar un separador de arena para separar la arena y otras partículas pesadas del agua usando la acción centrífuga. Además, si la fuente de agua contiene una gran cantidad de limos, o si es una corriente rápida, se puede usar un cuenco de sedimentación para remover los sólidos.

Se pueden utilizar soluciones de filtración de mallas, media o discos para remover cargas orgánicas e inorgánicas susceptibles de obstruir los emisores, tales como limos, algas, musgos, caracoles y/o residuos de plantas del agua provenientes del agua de riego.

Estas soluciones de filtración pueden ser manuales, requiriéndose un operador para remover en forma manual el elemento de filtrado y lavarlo o reemplazarlo, o bien, una autolimpieza automática.

 

Tratamiento Químico

Los procedimientos de cloración y desinfección son claves para controlar la obstrucción de tipo biológica de los sistemas de riego. No obstante, si el pH del agua es alto (por encima de 7,5), la cloración pasa a ser relativamente poco efectiva para el control bacteriano. Por esta razón, se puede requerir unainyección de ácidospara bajar el nivel de pH y aumentar la acción biocida del cloro.

Los ácidos inyectados, tales como el sulfúrico, clorhídrico o fosfórico en el agua de riego para reducir los niveles de pH también reducen la posibilidad de precipitación mineral en el agua dura que además ayuda a evitar la obstrucción de los emisores.

El hierro de ocurrencia natural disuelto en el agua de riego puede ser oxidado por aireación durante el bombeo o químicamente oxidado por aireación durante el bombeo para formar precipitados que entonces obstruyen los emisores. Si en una fuente de agua de riego se encuentran altos niveles de hierro, se requerirá realizar un tratamiento. Una solución es bombear agua al tanque o reservorio y airear el agua o agregar un oxidante químico (tal como el cloro) de forma tal que el hierro ferroso sea oxidado y pueda decantarse o ser filtrado hacia afuera del agua antes de que sea entregada al sistema de riego.

Tenga en cuenta que los puntos de inyección de ácido y cloro deben estar apartados por lo menos 60 o 90 centímetros y nunca deben estar en el mismo contenedor dado que se libera el peligroso gas cloro.

Cuando se agregan fertilizantes al agua fuente (fertigación), se recomienda que usted realice pruebas para determinar si la combinación específica de fertilizantes y otros productos químicos en el agua de agua interactúan y dan como resultado una precipitación mineral que pudiera obstruir los emisores.

 

Lavado

Se recomienda realizar un lavado regular de los sistemas de riego para minimizar la acumulación de sedimentos y residuos orgánicos. El sistema de riego debe ser diseñado de forma tal que las dimensiones de la línea principal, de los laterales y de las válvulas faciliten una velocidad de lavado suficiente.

Mediante la inclusión de un programa de mantenimiento regular que incluya inspección y lavado de su sistema de riego, el productor podrá reducir en forma significativa la ocurrencia de la cantidad de emisores obturados

 

Evite en forma proactiva la obstrucción de sus emisores

Para proteger su inversión en un sistema de riego efectivo, asegurarse de que sus cultivos se rieguen de la forma más uniforme posible, es importante definir una estrategia proactiva para evitar la obstrucción de los emisores.

Hemos recopilado algunos lineamientos con medidas preventivas para proteger a  los emisores del taponamiento. Descargue el PDF

Manténgase actualizado con las novedades de filtración

Publicaciones relacionadas